LACPass: Los beneficios de la interoperabilidad para el ciudadano de la región al cruzar fronteras




El proyecto reúne a países de Latinoamérica y el Caribe y apuesta por la disponibilidad de los datos de salud entre fronteras de la región, haciendo posible la validación de los certificados digitales de COVID-19 entre los distintos países siguiendo los estándares internacionales de interoperabilidad.


LACPass es una iniciativa multipaís desarrollada por RACSEL (Red Americana de Cooperación sobre Salud Electrónica) y el BID (Banco Interamericano de Desarrollo), que tiene como objetivo crear puentes hacia el cuidado de la salud de todas las personas de la región de Latinoamérica y el Caribe. La colaboración entre los países participantes demuestra que la interoperabilidad en salud digital es posible, de manera segura y eficaz.


RACSEL es una red de colaboración para avanzar en la transformación digital regional que sigue los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud para la documentación digital de COVID-19 (DDCC) y de los planes estratégicos de la OPS en las Américas, específicamente la hoja de ruta aprobada por los países de la región en septiembre de 2021.


LACPass tiene los siguientes socios estratégicos: OPS (Organización Panamericana de la Salud), HL7 (Health Level 7) y LACChain (Alianza global para el desarrollo del blockchain en América Latina y el Caribe), además de contar con el apoyo de IHE (Integrating the Healthcare Enterprise) y CENS (Centro Nacional de Sistemas de Información en Salud) en su rol de organizador.


La iniciativa cuenta con la participación de Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, Paraguay, Perú, Surinam y Uruguay. Estos países, y los que se sumen en el futuro, confluyen en una estrategia integral de transformación digital para mejorar la salud pública regional, eliminando barreras y generando puentes para el intercambio de datos clínicos entre los países.


El intercambio de información de salud dentro y entre los países de la región incluye datos clínicos asistenciales, de la vigilancia epidemiológica y de salud pública a nivel regional. Además, desea promover la creación de lineamientos y directrices para el desarrollo sostenible de la telesalud dentro y entre los países de Latinoamérica y el Caribe.


Actualmente, el Centro Nacional en Sistemas de Información en Salud (CENS), la entidad ejecutora del proyecto, y la Red Americana de Cooperación sobre Salud Electrónica (RACSEL) se encuentran trabajando en una prueba de concepto que demostrará que es posible la verificación de los datos médicos de las personas que cruzan fronteras en la región de manera segura. Lo anterior, luego de un año de asistencia técnica y colaboración que hizo posible garantizar que los certificados digitales de COVID-19 cumplan con los estándares internacionales de interoperabilidad. Así, un certificado generado por alguno de los países participantes podrá ser verificado en cualquier otro.


La interoperabilidad entre certificados digitales haría posible que los estados autentifiquen la información de vacunación, resultados o recuperación de COVID-19 de los ciudadanos al momento del cruce de fronteras de manera inmediata. Así, al momento de elaborar un certificado digital COVID-19, el país emisor incluirá un código QR que permitirá la validación cruzada de la información y garantizar su autenticidad por el país receptor. El acceso a datos médicos entre países únicamente incluirá información esencial, protegiendo a los ciudadanos.


Consultado sobre la iniciativa y su operatividad, el experto internacional de estándares de informática en salud, Fernando Portila comenta que cada “documento tendrá un código QR que tendrá validez internacional. Si una persona viajará de Colombia a Chile, el código local de su país no le servirá en el otro. Por eso buscamos que los QR de la región sean válidos entre países. Queremos que los países tengan las competencias para que eso sea una realidad”.


En tanto, el presidente del Comité Académico de CENS, Steffen Härtel, asegura que “los objetivos están bien definidos en el proyecto. Siempre enmarcados en la dinámica que vivimos actualmente por la pandemia. Nuestro objetivo mayor es que cada persona que pase una frontera pueda tener en su mochila digital los datos de su historia de salud. El objetivo del proyecto LACPass es optimizar el cuidado de la salud de todas las personas que cruzamos fronteras en la forma más oportuna posible”.